jueves, 12 de julio de 2007

Para mi

Como muchas noches, llego a casa.
Es algo tarde para estar aquí sentada.

Todas las luces están apagadas.
Los mosquitos me atacan, y las ventanas extrañamente empiezan a temblar.

Me acompañan un gato y el perro.
Al fin se cansaron de pelear.

Me acompaña también el silencio.
Ese silencio que a veces extraño, y otras, que quisiera que desapareciera por completo.

Y me "acompañas" tu, del otro lado.

No quisiera empezar a escribir de ti, o de nadie ( de alguien, seria la manera correcta de decirlo )
pues la mayoría de las veces esto se convierte en lo de siempre.
Al escribir por que me haces sentir bien, o me haces sentir mal.

Pero no estoy aquí para escribirte a ti.

Escribo para mi...creo.
Escribo y escribo, hasta que las letras me convencen.
Escribo y escribo, hasta deshacerme de todo lo que tengo en mente.

Escribo, pero..nuenca encuentro algo nuevo.

1 comentario:

Puckis dijo...

es que cuando uno menos quiere pensar
las letras se acomodan solas
y necesitas escribir
y escribiendo piensas mas
y te haces bolas todita