martes, 20 de noviembre de 2007

Nada.

Nada.
Pues lo mismo de siempre.

Si no son un millón de ocupaciones, es la misma ( o nueva) m****a en la cabeza.
Sin dejar de mencionar el terrible dolor de cabeza que tengo en este momento.

Hace calor en mi cabeza, todo da vueltas.
Quiero cerrar los ojos, y sin embargo, sigo aquí.

Sabes algo? Hoy me di cuenta de algo, y no se como pude estar tan p*****amente cerrada a la idea,
o para que me entiendas mejor; tan "ciega".

Es la misma m****a de hace muchos días.
Pensé que ya no me iba a pasar.

Te lo digo ahora, no me vuelve a pasar.
Tengo razones suficientes para ser feliz en algún otro lado.

Aunque siga viendo a la misma gente,
y aunque este en el lugar de siempre.

En ese lugar, tu ya no estas.

2 comentarios:

ζῷον λόγον ἔχον dijo...

Hola, güera.

nico es nico dijo...

me gustó me gustó, asi debe de ser, eso es tener h****s, cuidat.